Bob Dunham y Liderazgo Generativo - Newfield Global
Novedades

Bob Dunham y Liderazgo Generativo

15/07/16

Entrevista a Bob Dunham, Fundador del Instituto para el Liderazgo Generativo:

Todo lo que genera valor viene de las personas


Conversamos con Bob Dunham en su última visita a nuestro país en septiembre de 2015, para el cierre del programa de coaching avanzado de Newfield Network – ACP Senior. Allí Bob es parte del cuerpo docente enseñando el Arte del Liderazgo Generativo, concepto ligado a la ontología, que entrega una mirada más humanizada sobre el mundo organizacional, dejando atrás el concepto mecanicista y dando paso hacia uno donde la creación de valor se genera a partir de lo que nos importa cuidar en la vida.

¿Cómo definiría liderazgo, cuál es el origen de este término? 

Liderazgo es el acto de un ser humano declarando un futuro con el cual otras personas se pueden comprometer, sin eso, no existe liderazgo. Podrás tener un experto, una persona que de órdenes, tome decisiones, pero ninguno será un líder.

Viene desde el diseño ontológico. Fui estudiante de Fernando Flores desde el año 91´y en el año 93´comencé a trabajar un diseño que incluía el dominio de la acción y a partir de ello se podía lograr entender lo que es lo generativo. Fernando generó los fundamentos para algo que él llamó la reconstrucción. La reconstrucción tiene que ver cuando tomas un dominio que existe y miras el lenguaje, la escucha, diferentes espacios y lo que haces es investigar dónde hay una ceguera. Desde la distinción de la reconstrucción, Julio Olalla hizo la reconstrucción del coaching ontológico, trabajando originalmente con Rafael Echeverría. Lo que yo hice fue la reconstrucción del liderazgo y la gestión.

El concepto generativo viene del entendimiento de los actos del lenguaje. Tomar los actos del lenguaje y convertirlos en actos generativos poniendo énfasis en la incorporación de estos actos en la práctica. Desde ese entonces, a través de este espacio de la reconstrucción, he realizado muchas reconstrucciones en el ámbito organizacional, en la gerencia, con equipos de trabajo, en sus acciones… tengo más de 40 prácticas. Los programas que tenemos en el Instituto para el Liderazgo Generativo duran tres años de profesionalización y están principalmente dirigidos a la práctica para lograr la competencia en la persona. Que nuestros estudiantes no hagan tareas sino prácticas en su propia vida.

Desde la ontología cada una de estas distinciones, tiene una constitución, una arquitectura exacta. Por ejemplo, el término equipos está constituido por las conversaciones que se tienen en esa distinción particular.

Comúnmente se considera que el liderazgo y la gestión son misteriosos y se cree que están llenos de herramientas que se pueden aprender. Realmente lo que propongo es que el liderazgo y la gestión son profesiones que tienen ciertos requerimientos que se van perfeccionando gracias a la práctica a lo largo del tiempo. La gerencia y el liderazgo son actos de la ejecución, no son grados que se obtienen en la teoría. Se necesita aprender entrando en la práctica. Hubo un tiempo en que los médicos eran barberos y en esto estamos hoy en día respecto a la gerencia. Tenemos el desafío de crear confianza para un nuevo estándar.

¿Qué es lo que has visto en los estudiantes del Programa ACP Senior?

Ambición, compromiso y que están listos para aprender de la manera correcta. No es un juego pequeño. Es importante que los coaches sean entrenados para trabajar en el mundo de las organizaciones, en liderazgo o gerencia. Su preparación está más ligada a la interacción uno a uno con el coachee. Cuando haces coaching en organizaciones no lo estás haciendo solo para los individuos que están en ellas, estás haciendo coaching a alguien que tiene impacto en otras personas y tienes que entender los estándares profesionales de un gerente o un líder, sino el coaching solo va a tener un valor personal. Creo que hacer coaching en organizaciones es una profesión y que requiere profundidad y práctica.

Como primera experiencia, creo que el ACP Senior fue un experimento audaz, de gran visión y para mí un reto el poder generar confianza en un tipo que habla inglés y tienes aspecto alemán. En este discurso hay corazón y alma, porque lo que realmente vemos hoy en la gerencia es que es un rol mecánico y demandante, pero nuestro discurso apunta hacia cómo la acción humana emerge del propio ser humano. La acción toma forma en un compromiso real, el valor viene por lo que nos importa cuidar en la vida y el paradigma usual que tenemos en las organizaciones es el de la máquina, donde las personas sufren mucho. Las organizaciones se están perdiendo la inspiración, creatividad y el talento de su gente. Entonces necesitamos volver a entender qué es la acción. No tiene que ver con ser una mejor máquina, sino con ser mejores seres humanos. El negocio y el dinero no son el punto, son efectos secundarios y la gente quiere cuidar hoy las cosas que son más profundas y tienen más valor para ellas. Esos serán los negocios del futuro. Los negocios mecánicos serán los dinosaurios del futuro. 

Actualmente en nuestro país hay un boom, sobre todo de los jóvenes, en el área del emprendimiento. Un poco frustrados por lo que significa trabajar en una empresa, donde no se sienten completamente realizados, ¿qué opinas de este escenario?

Los emprendedores ganarán. Los empresarios tendrán que seguir las tendencias que está marcando los negocios, la creatividad y la pasión, asuntos que tienen que ver más con el corazón de las personas. Hay nuevos discursos sobre cómo hacer nuevas narrativas basadas en lo humano, uno de ellos es la oclocracia. Hay otro libro que se llama “Reinventando las Organizaciones”, que cuenta 45 casos de empresas que han reorientado la manera y estructura de ver los negocios. El antiguo sentido común era que había lo duro y lo suave y todo lo relacionado con recursos humanos en las organizaciones era considerado “suave” y que la plata venía del sector más controlado, de la parte “dura”. Esto tenía que ver con controlar a las personas como máquinas, eso se está rompiendo hoy en día. La nueva tecnología implica que tienes que ser creativo, flexible y necesitas crear una manera de seguir al cliente. El futuro pertenece a los creadores y requieres de un tipo de equipo diferente para estos nuevos negocios. Es interesante como el típico discurso de Recursos Humanos tenía que ver siempre con resolver problemas de los trabajadores, no tomar ventaja de lo que ellos hacían. Históricamente podemos ver que hay una nueva tendencia y que tomará tiempo, pero las organizaciones basadas en las personas van a ser mejores. No es un problema de suave y duro, todo lo que genera valor viene de las personas. Todas las relaciones en los negocios son entre personas y las organizaciones que no entiendan eso están enfocadas solo en ser buenas máquinas.

¿En qué momento de la historia cree que las empresas olvidaron que estaban tratando con seres humanos?

A finales de los 80´e inicios de los 90´ se crearon grandes corporaciones y se hicieron basándose en el modelo de la máquina. Como por ejemplo Ford que invento la línea de ensamblaje en los autos. La línea de ensamblaje cambió a la persona que trabajaba con las manos hábilmente por una máquina. Ahora la mayoría de esas cosas se han automatizado. En los 40`y 50` empezamos a tener modelos de gerencia donde todo lo que tenía que ver con la organización se enfocó en los números. Los académicos sabían cómo trabajar con números, pero no con las personas. Ahora estamos en una nueva era más cercana al discurso de la gente, tenemos la inteligencia emocional, somática, la neurociencia y estamos teniendo una mejor visión de cómo funcionamos como seres humanos. Vamos por buen camino, pero todavía debemos solucionar la parte “blanda” y “dura”. Tenemos que crear el contexto acerca de la vida de las personas, el camino de vida de la profesión, el camino de vida del líder y el camino de vida de la compañía.

Siento que estamos en un momento de transición en el mundo organizacional moviéndonos desde el mundo más mecánico hacia otro más humano, ¿en qué punto cree que estamos?

Estamos muy al comienzo. Cuando Pasteur descubrió los gérmenes, la gente entendía que debía lavarse las manos antes de una cirugía, por ejemplo, pero no se convirtió en una práctica real sino durante treinta años más tarde. Todo el punto del ACP Senior y del Liderazgo Generativo es que podemos intervenir en este cambio, mostrándole a las personas que pueden construir promesas más valiosas, de una manera más efectiva y sana.

¿El Liderazgo Generativo puede aplicarse al gobierno también?

El liderazgo tiene que ver con tener seguidores. Cualquier dominio de acción, incluyendo la política, trata sobre lo que es importante para las personas y el futuro estoy articulando, con el cual me puedo comprometer.

¿Cree que hemos perdido la capacidad de inspirar a otros para seguirnos en un determinado futuro?

No, la capacidad de inspirar nace con nosotros, no podemos perderla. Puede ser que no la estemos utilizando, pero es una semilla que siempre está disponible para crecer. Por eso admiramos a los líderes que han estado presentes en nuestra historia, ellos vieron un quiebre donde todos veían que algo era normal. Ellos dieron una voz, tomaron partido…Gandhi, Martin Luther King, por ejemplo, declararon un nuevo futuro en la cara del desacuerdo. Así que estamos esperando por esta nueva voz y enfrentándonos a la pregunta de por qué esta nueva voz no podría ser la mía.

¿Es arriesgada la labor de un líder?

Claro, ser un líder tiene que ver con tomar una posición. Algunas personas creen que por ser un líder será todo más fácil, pero cuando tomas una posición todo lo que se opone a ella va a crecer, es parte del camino. Es por ello que muy poca gente es voluntaria a seguir esta senda.

¿Qué personas admiras como líder?

Julio Olalla en su dominio del Coaching Ontológico, el Presidente de los Estados Unidos, Obama, ya que tomó una posición en frente de la resistencia produciendo inspiración. Admiro a los líderes que están hambrientos por aprender, que les importa el futuro de las personas y no solo que hacen su trabajo y obtienen poder.

¿Qué opina del liderazgo masculino y femenino?

Creo que hay diferencias porque tenemos historias de género diferentes y distintas asociaciones con respecto a lo que es el poder. Hay algo fundamental sí en los liderazgos que va más allá de los géneros. En los Estados Unidos, por ejemplo, hay mujeres que están tomando el liderazgo.

Basados en el discurso histórico, hay un mayor desafío para las mujeres hoy. Si las mujeres pueden encontrar cuáles son las inquietudes de los seres humanos van a tener poder sin importar el género. Es un camino que tiene que descubrirse, no es obvio en nuestra cultura, pero está ahí.

¿Cómo definiría el poder?

El poder es la capacidad de hacerse cargo de algo y tomar acciones en un dominio determinado. Fernando Flores tenía una hermosa articulación sobre el poder, él decía que yo puedo tener más poder que otra persona si tengo una mayor capacidad de hacer promesas en un determinado dominio. Que el poder se trata de mi capacidad de hacer promesas y viene de muchos dominios. El dinero permite la acción y es una manera de poder. Las competencias de las organizaciones también nos da poder, la identidad y confianza son otras maneras de poder y una carrera es tu capacidad de hacerte cargo de las cosas que te importan en la vida.

¿Qué mensaje entregaría al mundo organizacional respecto al Liderazgo Generativo?

Los negocios son para la vida y la vida no es para los negocios. El valor viene de lo que nos importa cuidar y cuando nos conectamos con las raíces humanas, los negocios existen para crear valor y hacerse cargo de cuidar algo que a las personas les interesa. La satisfacción de que alguien se hizo cargo de algo que me importa. Esto puede ser creado poderosamente a través de cultivar el jardín de los compromisos más que exprimiendo a las personas en una máquina. Creo que todo esto tiene que ver con crear una buena vida para todos nosotros, los negocios tienen que ver con ello. Si no es así, ¿cuál es el futuro que estamos creando?