Transformaciones Culturales Inexorables - Newfield Uruguay
Novedades

Transformaciones Culturales Inexorables

16/10/19

Si del cuerpo venimos…

“El manifiesto de la cultura ágil”, así llamado, es el elemento seminal de esta propuesta tan en boga que proviene del territorio del desarrollo de software y se ha extendido al mundo organizacional en su globalidad. En el se enuncian 4 valores que, con cierta licencia, expresaremos como: privilegiar

  • Individuos e interacciones (sobre procesos y herramientas)
  • Propuesta de valor que funciona (sobre documentación exhaustiva) 
  • Colaboración con el cliente (antes que condiciones contractuales)
  • Respuesta ante el cambio (antes que seguimiento a un plan)

¿Por qué sostenemos que nuestra mirada de la consultoría ontológica es idónea para el acompañamiento de esta transformación cultural?

Si hurgamos un poco en las definiciones, encontramos que la primera acepción de ágil que aparece en los diccionarios es “Que se mueve con soltura y rapidez”.

¿Estaríamos de acuerdo en que ello nos remite al espacio corporal?

A partir de ello, vemos una feliz coincidencia con nuestra distinción del observador organizacional que se constituye en los dominios del lenguaje, las emociones y el cuerpo.

¿Podríamos decir entonces que estamos hablando de una cultura que nace desde una cierta cualidad del cuerpo y a su vez pide una coherencia con los otros dominios?

Si avanzamos un poco más y “conjugamos” los valores enunciados en el Manifiesto bajo la “gramática ontológica” notamos que se acentúa la convergencia:

  • Podríamos reescribir “Individuos e interacciones” como “concebimos las organizaciones como redes de conversaciones o, dicho de otra manera, como espacios relacionales” y abordar en este marco por ejemplo, la forma en que se ejerce el liderazgo, se constituyen los equipos y se coordinan las acciones.

  • Sentimos que “tomamos conciencia  de los resultados y nos hacemos cargo de su conexión con nuestras acciones, que a su vez se generan de los compromisos surgidos de las conversaciones en torno a una visión compartida de futuro”, que podría ser otra forma de decir “Propuesta de valor que funciona”, porque de igual manera nos lleva al mundo concreto del valor que queremos alcanzar con nuestro actuar en la organización.

  • Concebimos que cuando decimos “Colaboración con el cliente” estamos aludiendo a la escucha empática de observadores distintos, a la articulación para la creación de equipos, a las conversaciones generativas, a la gestión relacional, y a varios otros factores relevantes para la co-construcción de espacios sostenibles de mayor armonía.

  • Y por último, interpretamos “respuesta al cambio” como la condición misma de la plasticidad que nace en el cuerpo y permea todos nuestros dominios para permitirnos una danza fluida con el presente y el futuro que se avecina.

Por todo ello consideramos que lo que podríamos llamar agilismo ontológico es una respuesta al acompañamiento de organizaciones en procesos de transformación.